Seleccionar página

Los hoteleros afirman que a veces los huéspedes de los hoteles se llevan las lámparas de mesa, los tenedores de los restaurantes, los cuadros e incluso ¡desenroscan las bombillas! Por no hablar de toallas y batas.

Muchos se preguntaron si era posible llevar una revista o zapatillas. Pero qué está realmente incluido en la tarifa de la habitación, y para qué “souvenirs” se retirará el dinero de la tarjeta bancaria del huésped en caso de pérdida.

Qué se puede recoger de la habitación

Si el huésped se lleva estas cosas, el hotel no tiene nada en contra, y en ocasiones incluso agradecido, ya que el personal de servicio no tendrá que perder tiempo en su disposición.

1. La regla de oro “S”

 A la mayoría de los hoteles no les importa si los huéspedes se llevan como recuerdo de los artículos del hotel que comienzan con la letra “S” en inglés. He aquí una lista:

  • Jabón;
  • Champú;
  • Gel de ducha;
  • Gorro de ducha;
  • Kit de costura;
  • Kits de limpiabotas;
  • Zapatillas.


Se cree ampliamente que está prohibido quitarse las zapatillas. Pero la mayoría de las veces, todo lo contrario. La dirección de muchos hoteles declara que las zapatillas de las habitaciones son desechables y, una vez que el huésped ha salido del hotel, se desechan. Por tanto, es incluso mejor que los turistas se los lleven de recuerdo. En cualquier caso, siempre puedes aclarar este punto con la criada. 

La gente cree que de los hoteles se puede llevar gorro de ducha y champús en miniatura, etc. Para empezar, hay que decir que, excepto usted nadie los necesitara y, en segundo lugar, siempre serán útiles. Los turistas que llegan a los hoteles esperan que le regalen cosas como: toallas de distintos tamaños, zapatillas, imanes de neveras con información detallada. Esto sería publicidad para el hotel y los clientes quedarían muy contentos con estos regalitos que no son costosos, pero serán siempre apreciados como buenos recuerdos de sus vacaciones en dicho hotel.

2. Chocolates y caramelos sobre almohadas

Estas cositas las suelen dejar los hoteles como regalo y siempre son gratis.

3. Bolígrafos y cuadernos para notas

No hay nada de malo en el hecho de que los invitados se lleven bolígrafos y cuadernos. El logotipo y el número de teléfono del hotel se colocan especialmente en ellos para que estén más a menudo frente a los ojos de los huéspedes.

4. Regalos de hotel

Los buenos hoteles siempre cuidan a sus huéspedes. Puede ser una bolsa de hierbas aromáticas de su propio jardín y pequeños juguetes para niños, algunos hoteles regalan relojes de marca.

Lo que puedes, pero no recoges del hotel

En esta categoría se incluyen los artículos que, por un lado, son propiedad del huésped mientras vive en el hotel, por otro lado, no siempre merece la pena meterlos en la maleta.

1. Té y café

En todas las habitaciones encontraremos té o café para prepararnos y tomar algo calentito en cualquier momento, pero nunca se nos pasa por la cabeza la idea de llevar este tipo de cosas cuando nos vamos.

2. Revistas

La prensa está diseñada específicamente para los huéspedes, por lo que en principio no está prohibido recogerla, pero la mayoría de los hoteles dejan un cartel de que puedes llevarte una copia. Algunos hoteles incluso ofrecen una Biblia gratuita.

3. Agua

Puede llevar agua solo si hay un cartel de que es un regalo del hotel, de lo contrario tendrá que pagar por ella.

4. Llaves de plástico de las habitaciones y platos

La mayoría de las veces son populares entre los viajeros a quienes les gusta quedarse con algo. en cualquier caso, siempre es mejor preguntar en recepción si puedes quedártelo tú mismo. Hay hoteles a los que no les importa.

 

Lo que no se puede quitar en ningún caso

Está prohibido sacar del hotel todo lo demás que no esté mencionado anteriormente. Los 3 artículos principales robados del hotel (¡y esto ya se considera robo!) Tradicionalmente incluyen toallas, albornoces y ceniceros.


La lista de artículos que los huéspedes sacan con más frecuencia del hotel también incluye tazas, jarrones, lámparas de mesa, colchas, sábanas y manteles. En ningún caso debe hacerse esto. Después de todo, los viajeros no son ladrones.