Cuando se habla de Sevilla como destino turístico es natural que nos vengan a la cabeza escenas de coches de caballos y trajes de faralaes, típicos de la internacionalmente famosa Feria de abril, que es una de las fiestas españolas más esperadas. Pero Sevilla es mucho más que eso.

Para a celebración de bodas Sevilla es un enclave perfecto tanto por el ambiente como por los muchos rincones en los que se pueden fotografiar los novios para tener su álbum de recuerdos.

La Giralda

la giralda

Hablar de Sevilla y de la Giralda casi siempre van de la mano. Esta es la torre más alta de la catedral de Sevilla, ubicada sobre los restos de una mezquita, y cuyo minarete es el punto en el que descansa hoy el conocido “giraldillo” del cual hay una réplica justo a pie de calle para que los turistas se puedan hacer una fotografía con facilidad. En algún que otro catering Sevilla ha sido representada con esta singular figura.

En el interior de la catedral se pueden encontrar algunas de las obras de arte más conocidas de pintores como Zurbarán o Murillo. Para acceder a ellas es necesario comprar una entrada.

El Guadalquivir

Guadalquivir

Todas las ciudades importantes tienen un río que las cruza. Madrid tiene el Manzanares, París el Sena y Londres el Támesis. Sevilla tiene el río Gualdalquivir, que es navegable hasta llegar al mar y que contribuyó al desarrollo comercial de la ciudad, así como a enriquecerla con el cobro de aranceles a los barcos que pasaban por allí.

Ya los fenicios utilizaban esta vía como canal hasta Córdoba, y hoy es posible realizar cruceros fluviales y hasta cenas a bordo de un barco, con las luces de la ciudad como telón de fondo.

Parque de María Luisa

parque maria luisa

El pulmón verde de Sevilla, en el que la Plaza de España se puede decir que es su centro neurálgico. Sus azulejos representando cada una de las provincias españolas son fotografiados miles de veces por los viajeros, que desconocen en su mayor parte que están en uno de los pabellones de la exposición que albergó la ciudad hace más de un siglo.

Salones Artemio

Comer y beber es un auténtico placer, y en Sevilla no puede ser menos. Establecimientos como Salones Artemio (salonesartemio.es) son un claro ejemplo de la diversidad gastronómica de la ciudad, en los que se pueden celebrar bodas y banquetes, así como acudir a eventos temáticos de muy diversos tipos.

4 Razones para visitar Sevilla
5 (100%) 1 vote