Seleccionar página

El bonito país de Brasil siempre ha sido considerado como uno de los destinos turísticos más impresionantes del mundo, la belleza de las playas y montañas, así como su cultura lo ha elevado a ser una de las principales atracciones en el tema de turismo.

En esta ocasión nos gustaría hablar de algunos lugares en Brasil, que como turista deberías de visitar y así experimentar lo mejor de esta nación.

Parque do Ibirapuera

Se considera el Central Park de Latino América, integrado por más de 150 hectáreas y tres lagos artificiales interconectados.

La zona ofrece innumerables obras arquitectónicas, como:

  • El Símbolo de la Revolución Constitucionalista de 1932,
  • El Palacio de las Naciones, con sede del Museo Afro-Brasil,
  • El Pabellón Japonés, también conocido como Auditorio, diseñado por el experto brasileño Oscar Niemeyer.
  • El Obelisco

En el parque existe mucha actividad especialmente dirigida a los deportes al aire libre, por lo cual es perfecto para comenzar el día.

Monasterio de São Bento

Tiene más de tres siglos y medio de antigüedad. Ofrecido como devoción a la Virgen de Montserrat, una de las vírgenes negras de Europa.

Fue elaborado bajo la responsabilidad de los primeros monjes benedictinos que se instalaron en la ciudad a finales de la década de 1590.

Si bien en el exterior se puede considerar austero, en el interior se encuentran estatuas de mucho valor y una bonita arquitectura, realizada por muchos de los mejores artistas locales durante siete décadas seguidas.

El actual edificio fue construido en el periodo 1910-1922, siendo uno de los destinos con mayor valor histórico y gran interés turístico de la ciudad de Sao Paulo.

Se puede ubicar una tienda cerca de la obra donde comercian pasteles, chocolate y panes elaborados por los mismos religiosos.

Edificio Martinelli

Fue el primer rascacielos de la nación con 30 pisos de altura y es obra del italiano Martinelli durante el s. XX. Quien, a pesar de no contar con el apoyo del gobierno brasileño y viéndose obligado a vender una parte de la estructura al gobierno italiano, pudo terminarla.

Después de los sucesos de la Segunda Guerra Mundial, la nación expropió el rascacielos a Italia. Lo que ocasionó que quedara abandonado por años.

En consecuencia, el ejército brasileño tuvo que trabajar para vaciarlo. No solo desechando basura, sino, según cuentan las personas de São Paulo, también un cadáver.

El auge turístico de este rascacielos radica en las asombrosas vistas que brinda desde su terraza. Se consideran las mejores panorámicas en la ciudad.

Teatro municipal

Se ubica en el centro histórico y es la sede de la Orquesta Sinfónica Municipal y del Coro Lírico. A nivel de estructura es una mezcla el estilo renacentista italiano con toques modernistas. Acabados que brindan una conmoción indescriptible, si eres un turista apasionado por la arquitectura no dudes en visitar este lugar.

Catedral da Sé

Fue construida en el periodo 1913-1967, siendo interrumpida por las dos guerras mundiales, motivo por el cual se alargó su construcción más de cuatro décadas. Es una forma de adoración a la Asunción de María.

Se ubica en Praça da Sé, justo en su centro histórico. Mantiene el estilo neogótico y se considera, además, uno de los templos góticos más colosales en la historia de la humanidad.

Es capaz de albergar hasta ocho mil personas. Y fue construido con acabados de mármol de 800 toneladas.

Por otro lado, su órgano de origen italiano es considerado el más grande de América Latina, con un estimado de 10.000 tubos.