Castillo Mesen en Lede: la belleza abandonada en Bélgica que fue demolida en 2010

Una de las estructuras más notables de Bélgica es el castillo de Mesen del siglo XVII. Está situado en un parque de Lede y a lo largo de los años fue el hogar de muchos miembros de la nobleza. El primer mapa de la estructura data de 1628.

Durante algún tiempo fue un castillo estratégico utilizado como fortaleza. Construido y destruido varias veces, hoy el castillo está en ruinas y completamente abandonado. 

¿Quién diseñó la hermosa fachada del Castillo Mesen?

La fachada del castillo fue rediseñada en el siglo XVIII por el arquitecto Giovanni Niccolo Servandoni. Además del castillo construido para el duque de Ursel en Saint-Josse-Ten-Noode en Hingene, Bélgica, el castillo de Mesen se considera una de sus obras más importantes.

El castillo fue construido para sus primeros propietarios, la familia Bette. 

¿Quiénes fueron los propietarios del Castillo Mesen?

La familia Van Lede, una prominente estirpe con raíces que se remontan a 1130, ostentaba en el siglo XIV la posesión de un castillo construido sobre el terreno donde luego se construyó el Castillo Mesen.

El Castillo de Van Lede lamentablemente sufrió graves daños. En el devenir de los años, el dominio pasó a manos de Jaak Bette en 1566, y fue posteriormente elevado a la categoría de baronía en 1607 para luego alcanzar el estatus de marquesado en 1633.

Fue durante el año 1749 cuando el castillo experimentó una reconstrucción por orden expresa de E. Bette, además de la construcción de un invernadero durante el último cuarto del siglo XVIII.

El Castillo que se convirtió en escuela

En un giro inesperado, el destino del castillo tomó un nuevo rumbo en 1897, cuando fue adquirido por las monjas carmelitas de San Agustín en Jupille, quienes lo transformaron en un internado para niñas. La transformación continuó en 1905, con la ampliación del castillo mediante la adición de alas neogóticas, incluyendo una capilla orientada hacia el suroeste.

CC BY 2.0
Castillo Mesen Foto: File:Flickr – nikozz – Kasteel van Mesen, Lede, Belgium (2 of 19).jpg

El Castillo Mesen durante el siglo XX

Después de la Primera Guerra Mundial, se convirtió en una escuela para niñas donde la enseñanza era rigurosa, disciplinada y se realizaba en francés. En Bélgica, la escuela fue apoyada y financiada por la aristocracia.

A 150 personas se les permitía visitar la escuela por mes y a los estudiantes solo se les permitió regresar a casa durante un mes al año. 

Las estudiantes más jóvenes tenían cinco años y estaban guiados por un estudiante mayor que era responsable de su comportamiento, ropa y bienestar. 

Las niñas mayores de la escuela tenían habitaciones privadas con baños personales, mientras que las más jóvenes dormían en dormitorios comunitarios.

La capilla de la escuela todavía se encuentra junto al castillo y aun puede verse los restos de una impresionante alfombra azul bajo los escombros.

Después de 13 años de educación, las niñas eran capaces de trabajar y recibían formación en tareas domésticas. Después del cierre de la escuela, el castillo fue entregado al Ministerio de Defensa, quien dejó la estructura vacía y así solo se deterioró durante años.

Cualquier restauración se consideró un gasto innecesario y las autoridades se negaron a declararlo monumento histórico. 

Demolición y Fin del Castillo Mesen

El castillo finalmente fue demolido casi por completo en 2010, pero antes de su destrucción era un sitio popular para la exploración urbana. Muchos visitantes venían a ver el misterioso castillo y tomaban fotografías impresionantes del interior en ruinas.

Había varias dependencias alrededor del castillo, incluida la capilla, el invernadero y los establos. Los exploradores que visitaron la residencia abandonada dijeron que quedaban rastros y artefactos de la historia del edificio. Tomaron muchas fotografías de los baños, la cocina, las aulas y otras habitaciones. La entrada al castillo estaba prohibida y las autoridades detendrían inmediatamente a cualquiera que fuera sorprendido intentando entrar.

Sin embargo, los UrbExers no se dejaron disuadir. Encontraron formas de entrar al edificio sin ser vistos y, gracias a ellos, hoy existen registros de este impresionante edificio. 

Además de fotografías, incluso hay un videojuego sobre un hombre atrapado dentro del castillo llamado Escape From Abandoned Kasteel Van Mesen Castle . Fue desarrollado por Eight Games y es un juego de escape room de apuntar y hacer clic. En el juego, debes descubrir y resolver varias pistas y ganar objetos para salir del castillo encantado.

Fotos de lo que queda del Castillo Mesen

Fotos de Niek Beck en Flick

¡Haz clic para puntuar esta entrada!