Lester, Washington: el pueblo fantasma que ya no existe

Si exploramos la historia del pueblo fantasma de Lester, Washington, tenemos que empezar reconociendo su destino y su pasado desvanecido. Una vez que nos sumergimos en la historia de Lester, nos damos cuenta de algo claro: ya no está. Desde el 2017, este lugar abandonado desapareció del mapa y casi que se extinguió de la memoria popular. Tacoma Water demolió todas las casas que quedaban de Lester, borrándolo completamente.

Todo empieza en 1892 gracias a la industria de la madera

Lester, Washington: c. 1984. Autor: Gregory A. Minaker. Dominio publico
Lester, Washington: c. 1984. Autor: Gregory A. Minaker. Dominio publico

Nuestro recorrido por el pasado comienza en 1892, cuando la Northern Pacific Railway, ahora BNSF Railway, fundó Lester cerca de Stampede Pass en el condado de King, Washington. Al principio, era solo un campamento maderero para la Dean’s Lumber Company. Al principio, se llamaba “Deans”, una pequeña comunidad ligada a la industria maderera.

Así que en 1896, después de que el ferrocarril estableciera un gran depósito, una rotonda, un muelle de carbón y otras instalaciones para soportar las locomotoras de vapor en el ferrocarril del paso de montaña, la ciudad se convirtió oficialmente en “Lester” en honor a Lester Hansacker, quien era un operador de telégrafos para el Pacífico Norte Ferrocarril.

Una vez que los cimientos de la ciudad estuvieron establecidos, la tala se convirtió en una industria crucial en la zona y la principal fuente de ingresos para Lester, al menos hasta 1902. Ese año, múltiples incendios forestales, irónicamente causados por chispas del ferrocarril, paralizaron por completo la actividad maderera local. Más de 30,000 acres de madera fueron destruidos en los incendios, lo que detuvo significativamente la industria maderera en la zona.

A pesar de la crisis, Lester logró sobrevivir y continuó creciendo. El negocio del ferrocarril impulsó aún más la economía de la ciudad, lo que llevó a la construcción de más estructuras y casas en la zona. Para la década de 1920, la población alcanzó su punto máximo, con alrededor de 1,000 residentes.

La ciudad continuó operando como un centro comercial para el Pacífico Norte hasta 1948, cuando Soundview Pulp Company estableció nuevos campamentos y Lester, una vez más, se volcó hacia la industria maderera. Durante la década de 1950, Soundview se fusionó con Scott Paper Company.

Grandes cambios a partir de la década del ’60

Sin embargo, las décadas de 1960 y 1970 trajeron grandes cambios a la ciudad de Lester, pero no para mejor. En 1962, la ciudad portuaria de Tacoma comenzó a adquirir propiedades en Lester.

El objetivo era proteger la cuenca del río Green bloqueando todo acceso a la ciudad. El río Green, que fluía a lo largo del escarpado valle montañoso de Lester, proporcionaba agua potable a los ciudadanos de Tacoma. Tenían razones válidas para preocuparse, ya que la calidad del agua no era muy buena.

Enfrentamientos entre pobladores: “la Batalla de la Puerta de Lester”

Esto desencadenó numerosos enfrentamientos amargos entre los residentes de Lester y la ciudad de Tacoma, llegando a un punto crítico en un incidente conocido como la “Batalla de la Puerta de Lester”, donde los manifestantes destruyeron las puertas que bloqueaban la única carretera transitada que conducía a Lester.

Después de tales sucesos, el condado de King presentó una acusación contra Tacoma por el bloqueo, argumentando que la carretera estaba bajo su jurisdicción. Sin embargo, el 19 de julio de 1962, el Tribunal Superior del Condado de King denegó la moción, permitiendo a Tacoma mantener temporalmente cerrada la puerta de Lester.

Pobladores dejan el pueblo de Lester

En los años siguientes, la población de Lester disminuyó constantemente hasta que en marzo de 1978, solo quedaban 22 residentes en la ciudad. El cierre de la empresa maderera Scott Paper fue una de las razones para que nadie permaneciera en Lester.

La suspensión de la línea ferroviaria Stampede Pass y la restricción de acceso de Tacoma a la ciudad empeoraron el aislamiento de Lester. Para 1983, la ciudad estaba prácticamente desierta. A pesar de ello, los últimos residentes hicieron un último y desesperado intento por salvar la estación ferroviaria de la demolición, solicitando que fuera declarada monumento nacional. Sin embargo, este esfuerzo nunca prosperó, ya que el depósito fue misteriosamente destruido en un incendio provocado.

Cierre de la escuela

Dos años después, en 1985, la Legislatura del Estado de Washington decidió cerrar el distrito escolar de Lester, argumentando que los costos de educación para una población tan reducida eran demasiado elevados. En ese momento, todos los residentes ya se habían marchado, excepto Gertrude Murphy y su sobrina, Mary Aucourt, quienes optaron por quedarse.

Gertrude Muprhy, la última residente de Lester

Gertrude, al ser la última residente, se convirtió en una especie de figura destacada. Muchos periodistas la entrevistaron e incluso recibió una invitación para aparecer en el programa de Letterman.

Gertrude Murphy falleció el 29 de septiembre de 2002, a la edad de 99 años, en el asilo de ancianos Bethany of the Northwest en Everett. Se podría decir que ese día, el pueblo de Lester murió con ella.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!